lunes, 16 de noviembre de 2009

PROTECCION CONTRA CAZADORES DE ENERGIA




Cuando entramos en contacto con otra persona este contacto puede ser físico mental, emocional o psíquico.   En cualquiera de esos casos, se crea una serie de lazos invisibles para nuestros ojos pero tangibles para nuestras energías que se llaman los cordones energéticos.

Como todo es energía y por consiguiente la energía que nos rodea nos afecta, tanto la que es producida por las personas, los animales y las cosas que nos rodean, como los lugares en que vivimos, debemos tener en cuenta que diariamente estamos creando una serie de cordones energéticos que son nuevos para nuestro sistema y a la vez estamos fortaleciendo lo que ya teníamos.    Resulta pues, que si no somos concientes de la manera adecuada de limpiar nuestra energía y conservarla en un estado optimo, estaremos mas propensos a terminar nuestros días cargando una serie de cordones que pueden llegar a contaminar nuestros propios sistemas, por que muchos de ellos contienen una serie de energías que están alimentadas por fuerzas negativas ajenas.  Así estos cordones pueden contaminar nuestros propios sistemas, porque muchos de ellos contienen una serie  de energías que están alimentadas por fuerzas negativas ajenas.   Así estos cordones pueden contaminar nuestra propia fuente de energía y producir una serie de comportamientos que no son apropiados para nuestra vida.   Es muy común sentirse débil cuando se visita un lugar que esta impregnado de negatividad, pensemos en las prisiones, los hospitales, lugares en donde haya ocurrido un asesinato, cementerios etc.    En efecto quienes tienen una sensibilidad energética desarrollada pueden sentir una sensación de malestar o tristeza cuando están  en presencia de una persona o de un lugar que esta invadido de negatividad.   Como también lo opuesto y es muy común llegar a un lugar y sentirse inmediatamente  bien, renovado o estar con una persona que con solo mirarnos nos devuelve la alegría y nos hace sentir felicidad.   Esto significa que estas personas tienen sus niveles de energía en un buen estado y de alguna manera han aprendido a mantenerse limpios  de las energías de los demás.   Los recién nacidos son quizá los mayores expertos en este tema porque ellos se encuentran descontaminados del poder de los temores y como irradian unos estados de amor verdadero, ellos pueden captar con facilidad la calidad de la energía.   Lleve a un bebe y póngalo en contacto con un nuevo lugar, si sus ojos brillan y empieza a mover sus piecitos y sus manos significa que ese es un buen ambiente.   También existen las personas que con solo acercarse a un niño hace que este empiece a llorar y a mirar para otro lado.    Esto no quiere decir que la persona sea mala y que tenga mala energía, porque el bebe puede tener hambre o sueño, necesitar un cambio de pañal o simplemente puede estar teniendo un mal día. Pero si su reacción  continua siendo la misma pasado un tiempo ésta puede ser una excelente señal que nos muestra que esa persona está en contacto con una energía que no la está favoreciendo.   Esta energía puede ser producida por un lugar, por otra persona o puede ser que su mente esta atiborrada de preocupaciones y tristeza y esto hace que su espíritu se sienta aprisionado.  Si es así, no se preocupe que todos tenemos el mismo problema, pero lo bueno de conocer algo acerca de las energías y de aprender a manejarlas es que podemos aprender a limpiar nuestros sistemas energéticos y así activar nuestras capacidades de sanar.   Quiero decirles que para hacer una limpieza de energía nos es necesario recurrir a otra persona ni pagar una cantidad exagerada de dinero por algo que nuestro espíritu lo sabe hacer.   Sin embargo, hay situaciones que se salen de control y en estos casos recomiendo que consulten  un experto en el tema, una persona que conozca de energías y que trabaje para la luz.   Me explico, debemos ser muy cuidadosos cuando elegimos a alguien para que haga este trabajo, porque nuestras energías son muy sensibles y se verán afectadas de manera radical dependiendo de quien las trate.   Dado que tenemos un tesoro en nuestro propio cuerpo. Les recomiendo que elijan con sabiduría y miren bien al sanador al que depositen su confianza.   Miren sus ojos, su cuerpo y su lugar de trabajo.   Busquen señales que les demuestren que esa persona esta amparada por la luz,  confíen en su instituto y pónganle atención a la primera impresión que emite su cuerpo cuando conocen a esa persona.   Si algo les dice que salgan de ahí de inmediato, háganle caso a su espíritu y no busquen mas razones, simplemente váyanse,   Pero si al contrario, esa persona les inspira confianza y les da una sensación de alivio en su corazón, entonces cierren los ojos y díganle a su ángel que los proteja y que a través de esa persona les ayude a nivelar su energía.    Recuerden que siempre estamos amparados; no se olviden pedir ayuda en todo momento.

Preste atención al antídoto sugerido para las eventuales "mordidas" de los diferentes tipos de cazadores de energía  que andan por ahí, infestando nuestras casas, empresas, escuelas, gobiernos, y el mundo todo.


Les doy un método espero que les sea de mucha ayuda.  Verán como poco a poco si toman el hábito de cortar lazos y de limpiar su energía, sentirán que sus cuerpos se van sintiendo más sanos, sus mentes más felices y poco a poco irán adquiriendo mas vitalidad, lo que luego se convertirá en una fuente de energía constante.

  1. Cierren los ojos y llamen al Arcángel Miguel
  2. imagínense un rayo de luz blanca que desciende del cielo y los está cubriendo por completo.   Si no pueden visualizar la luz, simplemente digan  luz blanca y el efecto será igual.
  3. Si son personas que tiene la costumbre de rezar entonces invoquen una plegaria, pero si no lo hacen, simplemente díganle al Arcángel Miguel que los proteja y el lo hará de inmediato.
  4. Ahora cierren sus ojos y pregúntele a su alma que situación o que persona los esta debilitando.
  5. Confíen en las imágenes que se les presentan en su mente. No juzguen nada ni se imaginen que la otra persona es mala, porque al hacerlo le esta robando energía.   Recuerden que todos debilitamos a los otros, entonces no juzguemos.
  6. Si no logran escuchar ninguna respuesta, no se preocupen y respiren con tranquilidad.   Inhalen con toda calma y exhalen lentamente.
  7. Luego díganle al Arcángel Miguel que corte los lazos que los unen a esa persona o a esa situación.
  8. Bendigan a la persona o a la situación que sin querer les ha causado un malestar y déjenlos ir.    Abran sus manos y respiren con tranquilidad.
  9. Sigan en paz el resto de su día.   Respiren con amor y con tranquilidad y tengan la certeza de que el Arcángel Miguel los ha protegido.

martes, 3 de noviembre de 2009

Nueve Secretos para despertar el alma





Todo el mundo sin excepción tiene un alma.
Esta esencia de luz es el común denominador que une la creación, el cosmos y la vida. Deberíamos darnos cuenta que en el fondo somos Luz en movimiento. Pero no somos conscientes de esa Luz, de nuestro origen y nos enredamos en los laberintos de la personalidad. La búsqueda espiritual es la búsqueda de nuestra conciencia, de nuestra divinidad interior.
Todo el mundo quiere ser feliz. Si la felicidad nos la da un objeto o persona externa, nos volvemos dependientes, y la dependencia nos hace perder la libertad.
Necesitamos usar la inteligencia para ir para ir en búsqueda del espacio interior que genera nuestro estado de felicidad, la conexión con lo divino.
En algunos casos, la persona debe enfrentarse con todas las experiencias del pasado que han dejado cicatrices y huellas emocionales. La meditación, el trabajo interior es el antídoto que sana nuestros patrones negativos.
No hay recetas extraordinarias, sino caminos individuales, diferentes grados evolutivos de cada ser.
Tenemos que tener en claro que lo que se busca ya lo poseemos, pero nonos damos cuenta que está allí.
No hay formulas exactas en esta búsqueda, cada camino es una aventura individual, pero tratemos de elaborar algunos puntos que pueden encaminarnos hacia el alma
Los nueve secretos develados:
1) Primer secreto, Respirar consciente:
La respiración es un mecanismo muy particular, puede ser automático o consciente. Cuando es automático sobrevives, continuas viviendo sin darte cuenta. Cuando la respiración pasa a ser consciente, te das cuenta de que estás vivo, presente, consciente. La respiración siempre ocurre en el presente, no en el pasado o el futuro. Y en el presente eterno está nuestra divinidad interior. Respirar en forma consciente en todo momento para estar más alerta de nosotros mismos, más conectados.
2) Segundo secreto, Siente a tu corazón:
El corazón humano es algo que despierta mucho mi atención. Siempre me pregunto ¿qué es lo que lo hace latir? Aparentemente no vemos nada que nos diga qué es. Este segundo paso consiste en colocar las manos en tu pecho, sentir los latidos, pero poco a poco ir más profundo para intentar percibir esa fuerza mágica que lo impulsa. En el corazón situamos nuestros anhelos y deseos. NECESITAMOS PREGUNTARNOS honestamente ¿Es feliz mi corazón?, está viviendo la vida que quiere vivir?, siente entusiasmo o bajó los brazos? Y por último siente AMOR, está vivo más allá de los latidos, ama a alguien?
3) Tercer secreto, Ámate a ti Mismo:
Mucha gente busca alguien que los ame, alguien que tape los agujeros, los vacíos. Hay que cambiar el enfoque, hay que buscar gente a quien amar. En estos tiempos que corren la mayoría de las personas se encuentran tan cerradas que ha veces es tan difícil entrar en su mundo igual que si una puerta estuviese cerrada. Primero tenemos que sentir amor hacia nosotros mismos, para luego poder compartirlo. Amar nuestro cuerpo, nuestros órganos, funciones vitales, amar nuestra vida., nuestro pasado, nuestro presente y futuro. Amarnos es aceptarnos, liberarnos de los miedos, iluminar el fuego del espíritu que arde cuando amas. Amar es una invitación a conocerte, porque esta VIDA ES UNA ESCUELA donde venimos a aprender que la vida es sinónimo de AMOR y AMOR es sinónimo de energía y felicidad. Cuando te amas a ti mismo que te conduce a la felicidad, porque estás contigo mismo, en lo profundo.
4) Cuarto secreto, Amar a alguien:
Todo lo que no se da se pierde. Cuando descubres tu amor, cuando sabes que tienes algo que compartir y que nunca se acaba de estar en línea directa con el universo y con la vida, tienes el poder. Tienes brillo y quieres compartirlo, tienes alegría y la brindas, tienes entusiasmo y lo demuestras. Nadie puede arrebatarte lo que es tuyo. Amar a alguien es brindar tu existencia, es darte por entero con el corazón abierto, es ser dos en uno, fusionar tu alma con el otro, es generar algo tan mágico que te saca del tiempo, que te conecta con la eternidad. Amar a alguien en cualquier forma de amor, te da paz por actuar desde tu alma.
5) Quinto secreto, Siente la presencia:
Cuando estés solo, cierra los ojos, respira, y trata de poco a poco sentir tu presencia en el espacio. Eres una presencia de luz. Dejar que pasen los pensamientos, silenciar la mente, sólo respirar y sentir la presencia. Esta mágica presencia te hace consciente de que estas vivo, que la vida está pasando a través tuyo. Así como pasó por tus padres, tus abuelos y ve más hacia atrás, ¿puedes ver el comienzo de la primer presencia?. Es un misterio. Pero los misterios ,dice Osho, no son para ser develados sino para ser vividos. Vive el misterio de porqué estás aquí, siéntelo, disfruta tu presencia acompañando la vida. Tú estás vivo. Siéntelo. Cada uno de nosotros tiene un tiempo en este plano, luego continuaremos en otro, siente ahora la presencia, el aquí y ahora, y no dejes de disfrutar un segundo ahora mismo, ya!
6) Sexto secreto, Dedícate a observar:
A veces cuando nuestra vida se llena de actividades, es importante subir a la montaña y observar. En realidad deberíamos observar todo el tiempo. Observar como si viésemos una película. Cuando un amigo nuestro tiene un problema, podemos dar una sugerencia porque vemos el problema desde afuera, lo observamos. Pero nos cuesta observarnos a nosotros mismos. Despertemos a la sabiduría observando cómo vivimos, qué hacemos, hacia dónde nos dirigimos, cuál es nuestra situación actual. Detener todo el engranaje de la rutina, ir al mar, o a la plaza, tomar aire profundamente, meditar nuestra vida y sincronizar nuestros ideales. Vernos desde afuera, escuchar nuestra voz interna. Sentir qué anhela el corazón. Recuerda que las personas felices son las que hacen y siguen lo que siente su corazón e intuición interna. Por eso es bueno observar y observarnos y no perder contacto con nuestro ser interno, no perdernos en el laberinto de la vida caótica , sin rumbo ni destino claro. Despertemos a la sabiduría observando cómo vivimos.
7) Séptimo secreto, Despierta Tu Creatividad:
Cuando usas tu energía creativamente en un proyecto en una relación en cualquier acto en particular, te estás conociendo. Estás conociéndote a través de lo que creas. Creatividad es fluir con la vida, la vida no fue creada en 7 días, se está creando permanentemente. Descubre y vuelca tu creatividad en algo que te haga sentir, entusiasmo, alegría, conexión, comunicación, liberación e integridad. Dice un proverbio: "Trabaja en lo que hagas con la inflexibilidad y el celo de un artista interesado en crear una obra genial. La obra genial eres TÚ MISMO y el artista también".
8)Octavo secreto, Entra en el misterio del sexo:
El sexo es la comunicación más profunda entre dos seres. Es la oportunidad de compartir tu ser interno unido y luminoso con otro ser querido. Es poder fusionar lo femenino y lo masculino, el Yin – Yang, en uno solo. Es el complemento, la unión de los opuestos, y con armonía, nos sentimos integrados, unidos a la esencia , al espíritu universal, la fuente divina, DIOS.
9) Noveno secreto, Medita en el Silencio:
Hay veces que entrar en contacto con el silencio es difícil porque la mente está tan llena de pensamientos que el silencio nos es casi imposible. Es conveniente que primero uses la música de tu preferencia, medita con ella, siente como la música influye en tus emociones y poco apoco ve más profundo hasta que el silencio o la quietud interna , surja por si misma. No tenemos que buscar el silencio, sino más bien, crear un espacio para que el silencio se manifieste. En el silencio está tu alma, en el silencio está la vida, pero la vida también está en la música, en las letras, en todo lo que existe. Disfruta la música, disfruta el silencio y verás como de pronto un día, escuchas en el silencio tu verdadera música interior, y despertarás junto a tu alma.
10) Vive y sé Feliz!


Fuente: Guillermo Ferrara, de su libro " La búsqueda del destino"



lunes, 2 de noviembre de 2009

EL PODER DE LA PALABRA


EL PODER DE LA PALABRA

Presta mucha atención a las palabras que usas. Ellas tienen una fuerza enorme, pueden sanar o herir a las personas de nuestro alrededor. Las palabras que emitimos son el reflejo de nuestro mundo interior.



Si dices que estas luchando para prosperar o que no tienes suerte en la vida, detente un instante y percibe lo que realmente estas diciendo. Las palabras tienen mucha fuerza, con ellas podemos destruir lo que hemos tardado tanto tiempo en construir. Cuantas veces una palabra fuera de lugar es capaz de arruinar un proyecto largamente ansiado, cuantas veces una palabra de estimulo tiene el poder de regenerarnos y aportarnos paz. Para prosperar en la vida no precisas luchar, sino consagrarte en cuerpo y alma en esa misión. Si constantemente te repites que no tienes suerte en la vida, luego no te lamentes si sientes que la fortuna nunca llama a tu puerta. Nuestros pensamientos y las palabras que son su manifestación tienen el poder de construir nuestro futuro.


En la vida todo es una cuestión de actitud y decisión. Cuando acudimos a una entrevista de trabajo o a una cita amorosa y nuestra mente está cargada de miedos e incertidumbre, tenemos darnos cuenta que este miedo al rechazo está creando en nosotros la situación favorable para que nos digan ¡no! En cambio si mantenemos una actitud positiva y esperanzadora tenemos mas posibilidades de que nos digan ¡si! Nuestra propia desconfianza inspira suspicacia en los demás. Nuestra seguridad despierta y transmite firmeza en los demás.


"El mal es lo que sale de la boca del hombre" leemos en el evangelio y a pesar de ser muy poco amigo de las interpretaciones religiosas percibo en este mensaje una clara advertencia sobre el cuidado de las palabras que usamos, no por una cuestión de formalidad o educación, sino como una finalidad terapéutica. Las palabras insultantes o despectivas nunca han creado un futuro mejor. El uso de expresiones agresivas, al igual que los malos pensamientos es sumamente peligroso y arriesgado, anula nuestra vida encerrándonos en un círculo de fracaso y frustración que es acrecentado a través del trato despectivo hacia un sector de la sociedad. Si crees que la palabra prostituta es despectiva sustitúyela por "persona que trabaja con la energía sexual", y si sientes que la palabra pobre cultiva tu vanidad es mejor que te refieras a ellos como "los más necesitados", y en este reciclaje del lenguaje puedes referirte a los presos como a "los que están siendo educados" o a nuestros enemigos como "aquellos que aún no nos aman" o a los malvados como "los que aún no son buenos".


Más allá del significado de las palabras encontramos otro nivel mucho más abstracto, pero no por ello menos poderoso. Las palabras son el medio de manifestación de nuestro espíritu. Cada palabra es una oportunidad de expresión de nuestro espíritu y es por ello que tenemos ser capaces de transmitir en nuestro lenguaje la fuerza de nuestro espíritu. No se si habréis observado que algunas personas tienen un lenguaje muerto, hablan pero lo que dicen no expresa ningún poder, son locuaces pero no transmiten nada. Cuando hablamos demasiado, o cuando exageramos o falseamos los hechos, nuestras palabras se vuelven inefectivas. Nuestras palabras precisan expresar no solamente la verdad, sino también la propia comprensión y realización.

Si queremos experimentar el poder de nuestras palabras, si deseamos que nuestro lenguaje transmita la fuerza curativa del espíritu, si anhelamos que nuestras palabras sean elemento de paz, sosiego y curación hacia las personas de nuestro alrededor, es preciso comenzar haciendo que nuestras palabras sean fidedignas, y ello sólo se consigue cultivando el hábito de la verdad. Di siempre la verdad, lo antes que te sea posible. Manifestar siempre la verdad nos adentra en el mundo de la firmeza y la seguridad en nosotros mismos. Nos trasmite una confianza que vivir en la mentira nunca consigue. Las mentiras siempre terminan arruinando nuestra vida; nos encadenan puesto que una mentira siempre acaba precisando de otra mentira para sostenerse, debilitando así nuestro poder interior. Cuando nuestra mente se instala en la verdad, nuestra mente se llena de firmeza, de seguridad y confianza, y son estas cualidades las que impregnan nuestras palabras transformándolas en elementos de curación.


Muchas enfermedades son únicamente el producto de nuestros pensamientos desequilibrados. La violencia, las mentiras, el resentimiento y tantas otras cosas existen y conviven con nosotros en este mundo, vivimos en un medio contaminado en donde es fácil contagiarse; más aún cuando percibimos que somos nosotros, los seres humanos, la fuente de la que emanan dichas formas. Ante ello tenemos que cultivar cualidades de amor, verdad y gratitud, creando un sólido mundo interior, en donde la creatividad y la verdad brillen; para luego extender este mundo interior a las personas de nuestro alrededor.,

Las palabras son la manifestación de nuestro mundo interior, al cuidad de nuestro lenguaje purificamos nuestro mundo interior. Al cultivar el hábito de la verdad construimos una plataforma de determinación, seguridad y confianza que nos abre las puertas del bienestar y la consecución de nuestros objetivos. Recuerda que la vida siempre ayuda a quienes se ayudan a sí mismos. Crea un poderoso mundo interior, permite que tus palabras sean su vehículo y transformaras tu vida.


Frederic Solergibert